Querido papá:

Querido papá:

Como bien sabes, hace unos meses me diste un buen susto. Se ve que, de tanto querer, el corazón te creció en exceso e hizo catacrac. Vaya, que casi me quedo sin ti, a pesar de que por ley de vida deberías andar (y pescar) por aquí durante, al menos, dos o tres décadas más.

Por ese motivo, cuando me propusieron hablar de  vino, descarté todas opciones que me ofrecieron. Me decían que “distintos tipos de vino, o vinos aromatizados…”. Pero he pensado que no, que eso sería hablar de un par de tipos o de marcas y dejar el tema a medias. Voy a hablar de los vinos en general y a contarte por qué deberías tomarte un vasito con las comidas.

vino-tinto

Para empezar, te diré que beber un poco de vino activa la función de un gen que no permite que se formen nuevas células de grasa y que hace que las que ya tenemos se movilicen. Te lo explicaría con mayor detalle, pero, con muy buen criterio, permitiste que fuera periodista en lugar de obligarme a ser médico.

Más flaco y más guapo

Sólo te diré que un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts afirma que, en dosis moderadas, el néctar de Baco te ayuda a combatir la obesidad. Incluso esos kilos que se ganan al envejecer son menos. Todo ello a pesar de que tiene 7 calorías por gramo. Verás tú el día que inventen el vino light.

Parte de la culpa del susto que nos diste (y te llevaste) la tiene la vida sedentaria a la que tus catorce horas diarias de trabajo te obligaban. Pues, que sepas que según un artículo de The FASEB Journal, el resveratrol que contiene la uva disminuye los perjuicios de la vida sedentaria. Yo tampoco tengo muy claro que es el resveratrol, pero está en la uva y, por lo tanto, en el vino.

Previene el cáncer

A propósito: ¿sabes que dos copas al día en tu caso y una en el de mamá ayudan a aumentar el colesterol bueno? Sí: ese que protege al corazón. Otro beneficio, este para ti, no para mamá: siete vasos de vino tinto a la semana después de pasar los cuarenta, reduce en más de un cincuenta por ciento los casos de cáncer de próstata.

Hablando de cáncer (ya que te cuidas, cuídate del todo), el vino tinto, estadísticamente, ayuda a minimizar el riesgo de cáncer de pulmón. Vale, tú no fumas, pero no sólo los fumadores sufren de esta enfermedad. Y dile a mamá que el vino bloquea el crecimiento de las células que causan el cáncer de mama. De nuevo, según parece, gracias al resveratrol, capaz de frenar los efectos del estrógeno. (Hoy termino el día titulado en dietética, ya verás).

Un bactericida que mejora los sabores

Otra cosita: no sé si sabrás que el vino combate las bacterias bucales. En este caso, son científicos italianos quienes confirman que el vino trata con eficacia la infecciones de las encías, además de, como este, favorecer la digestión. Y es que determinados compuestos detienen el crecimiento de los estreptococos y las bacterias relacionadas con la caries. Asimismo, reduce las posibilidades de gingivitis y de molestias en la garganta.

A propósito: a ti que te gusta comer bien, debería decirte que esta bebida limpia el paladar y permite diferenciar y percibir los sabores de forma más nítida que si comes con agua ¿El motivo? Las propiedades astringentes, que matizan la sensación grasa que provocan determinados alimentos –pienso en las carnes rojas, por ejemplo-.

Placer inteligente

Ya ves que hablamos de un complemento a las comidas que, con moderación, puede ser muy placentero. Es tan sencillo como que libera endorfinas (mira, otra hormona cuyo nombre me suena) en dos áreas del cerebro. De este modo, según un estudio de la Universidad de California, se incrementa la sensación de placer.

Por cierto, al parecer, si la luz del ambiente es azul o roja, el placer y el sabor del vino son mucho más intensos que si esta es verde o blanca. Será cuestión de probar.

¿Sabías que, según unos setenta estudios, el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y puede llegar a prevenir la demencia senil? No: no es tu caso, lo sé. Según los científicos, esto puede deberse a la gran cantidad de antioxidantes que lleva. Estos aminoran la inflamación, evitan que se endurezcan las arterias y previenen los coágulos. Efectivamente, mejora el riego sanguíneo.

Los enófilos comen mejor

Vale, papá: termino. Y lo hago recordando que he leído por ahí que un estudio que ha editado el British Medical Journal muestra que aquellos que gustan del vino acostumbran a comprar comida más sana. Es más, comparando, la dieta de los enófilos suele ser más equilibrada que la de los consumidores de cerveza.

Y es que los amantes del vino suelen ser más aficionados a las verduras, frutas, aceitunas, leche, quesos con poca grasa y carnes saludables. Con esto quiero decir que tomes un poquito de vino, que la vida ya se complica ella solita sin que tengamos que hacerla difícil nosotros.

Los vinos y la salud

♫♫  RED RED WINE  ♫♫

Al igual que no puede concebirse un comercio sin su caja registradora para tiendas, una comida no está completa si le falta el acompañamiento de un buen vino. Y a propósito de vinos, estoy seguro de que te encantará conocer un poco acerca de los múltiples beneficios que reporta esta bebida a nuestro bienestar.

¿Sobre cuantas cosas que se disfrutan verdaderamente en la vida has oído decir que son buenas para la salud? Seguro de muy pocas, sin embargo existen algunas, por ejemplo el vino. Los vinos, y en especial los tintos, son una parte inseparable de la dieta de algunas regiones, fundamentalmente de los países mediterráneos. Estos, según aseveran resultados de algunas investigaciones, disminuyen considerablemente el riesgo de padecer afecciones cardiacas cuando se consumen en las dosis adecuadas.

Los vinos se obtienen de verduras y frutas, especialmente de las uvas. Todos estos vegetales son fuentes ricas en fitonutrientes, por lo tanto los vinos también. Los vinos blancos aportan menor cantidad  de fitonutrientes que los rojos, ya que los primeros se hacen solo de la pulpa de la uva, mientras que para la fabricación de los tintos se utiliza la uva entera. Uno de estos nutrientes presentes en los vinos tintos son los llamados polifenoles. Estos a su vez se dividen en flavonoides y no flavonoides.

Flavonoides

Dentro del grupo de los fitotonutrientes denominados flavonoides existen seis subgrupos cuatro de los cuales están contenidos en el vino. El flavonoide más importante en cuanto a los beneficios que reporta a la salud humana es el resveratrol, que se encuentra fundamentalmente en la cáscara y la semilla de las uvas. Teniendo en cuenta que en la fabricación de los vinos rojos se utiliza la uva completa, con semilla, cáscara y todo, estos aportan mayor cantidad de flavonoides que los vinos blancos. Otros vinos ricos en flavonoides son los obtenidos a partir de diferentes variedades de bayas y cerezas. Los obtenidos de otros productos de origen vegetal los contienen pero en mucha menor concentración.

Noflavonoides

Los noflavonoides presentes en el vino incluyen principalmente al ácido elágico, este compuesto juega un importante papel como oxidante en el organismo, dentro de los falvonoides también se encuentran los taninos. La combinación de los nutrientes flavonoides y no flavonoides en los vinos actúan potenciando lo que se conoce hoy como colesterol “bueno” HDL y disminuyen los niveles del colesterol LDL “malo”. Además, sus propiedades oxidantes ayuda a evitar que la sangre se coagule en demasía, por lo tanto disminuyen los riesgos de infartos y ataques al corazón.

Los antioxidantes abarcan una gran variedad de vitaminas, minerales y fitonutrientes que ralentizan o previenen la oxidación de células y tejidos, o sea, evitan la destrucción celular acelerada, además mantienen saludable el sistema inmunológico, ayudan a retardar el envejecimiento y combaten las infecciones y otras enfermedades.

¿Debemos beber vino?

Aunque la mayoría de los resultados de las investigaciones realizadas acerca de los beneficios a la salud y al corazón de tomar vino han llegado a conclusiones afirmativas, existen otras que por el contrario no apoyan esta tesis. Por lo tanto no existe nada concluyente que te obligue a introducir el vino en tu dieta si actualmente no tienes esa costumbre. Aquí la pregunta que cabe para los que si tienen este hábito de acompañar sus comidas con vino, es si la opción del vino tinto es la mejor.

Las normas para el consumo de bebidas alcohólicas recomiendan que en el caso del vino la ingesta diaria no sea mayor de 150 ml en el caso de las mujeres, y 300 ml para los hombres. Para la cerveza 350 ml para las féminas y 700 ml para los varones. Esto es lo que se considera un consumo responsable de alcohol.

Además de las propiedades beneficiosas que tiene para nuestra salud el hábito de consumir vino de manera responsable, tiene otra propiedad  que es la de aportar calorías a nuestra dieta. Por ejemplo el alcohol proporciona 7 calorías por cada gramo consumido mientras que los carbohidratos y proteínas solo aportan 4 calorías por cada gramo.

La inclusión del vino en la dieta, además de sus beneficios a la salud, indiscutiblemente si tiene otra gran ventaja, que es realzar el disfrute de los alimentos. Si decides comenzar a beber vino con las medidas, recuerda no excederte de las dosis recomendadas.

Carne Villa María pone los mejores productos en tu mesa

A la hora de comprar carne online, primero debemos saber en dónde hacerlo. Por eso, en esta oportunidad te recomendamos carnevillamaria.com, la tienda online por excelencia en donde se pueden adquirir los mejores cortes de carne.
Esta magnífica carnicería virtual satisface los gustos de hasta los más exigentes, pues ofrece productos frescos de primera calidad que van desde sabrosas hamburguesas gourmet, chuletones de buey, carnes para barbacoa e incluso carne  argentina. De este modo, con solo un clic puedes adquirir desde donde quiera que estés la mejor carne por Internet, la cual recibirás en a lo sumo 48 horas.
También, la carnicería online Carne Villa María ofrece a sus clientes carne de ternera, así como cerdo ibérico y embutidos, entre muchos otros productos frescos. Para comprar carne en esta tienda, solamente debes crearte una cuenta y hacer tu pedido. Vale aclarar que tus datos quedarán almacenados para que no tengas que rellenar nuevamente formularios cada vez que decidas realizar una compra.
Por otro lado, ingresando en Carne Villa María podrás acceder al histórico de pedidos anteriores, para que puedas llevar un control de las compras efectuadas en  ocasiones pasadas.
Además, registrándote como cliente, tienes la opción de recibir en tu casilla de mail las ofertas exclusivas del momento de Carne Villa María, además de recetas y demás contenidos de interés relacionados con el mundo de la carne y los embutidos.
No debes preocuparte de nada, porque como los productos se encuentran envasados al vacío y son transportados en vehículos refrigerados, tus pedidos te llegarán en óptimas condiciones de conservación.

Imagen:

http://www.intereconomia.com/sites/default/files/imagecache/ancho668_video_negocios/40254/cck_images/filete_carne.jpg

Remica, soluciones reales para los desequilibrios térmicos

Se dice que un edificio que posee calefacción central está desequilibrado térmicamente cuando se producen entre las viviendas fluctuaciones de temperatura. En caso de ocurrir, lo que generalmente se puede verificar es que la temperatura en las últimas plantas es inferior a la que se registra  en la parte baja o viviendas orientadas al norte. Siendo siempre las más perjudicadas aquellas que se encuentran orientadas al Sur. Por eso, la solución es optar por los servicios de calefacción que brinda Remica, para modernizar la sala de calderas y parametrizar de forma automática la temperatura de las estancias y los días y horarios en que debe encenderse la calefacción, de acuerdo a las necesidades de los usuarios y de la comunidad de vecinos en general.
Existen diversos factores que generan dichos desequilibrios de temperatura, a saber: la inexistencia de regulación de la temperatura por fachadas,  las variaciones térmicas verticales u horizontales y, el más común, cuando el tamaño de la caldera o radiadores no se ajusta a las necesidades individuales de los vecinos.
Esta problemática térmica es harto conocida por la empresa, pues es muy habitual. Por esa razón, Remica se encarga de controlar y evaluar de qué manera evitar los casos de pérdida de calor y desequilibrio térmico en los edificios dotados con calefacción central. De este modo, Remica ofrece soluciones reales y garantiza los resultados.
El montaje de las soluciones, que se adaptan a cada caso en particular, es realizado sin la necesidad de efectuar obras de albañilería. Al tiempo que, una vez instalados los equipos apropiados, la empresa de servicios energéticos se ocupa de comprobar los resultados obtenidos.
Hoy en día, gracias a las innovaciones en materia de medición y control de los elementos, Remica puede resolver este problema de equilibrio térmico. ¡No dudes en consultar!

Imagen:

http://verdeporquetequieroverde.files.wordpress.com/2010/03/consumo-energia-casa-300×271.jpg

Cómo reconocer las mejores dietas

Las mejores dietas son aquellas que incluyen la mayor variedad de alimentos. De ahí que la regla del 5 x 5 establece como saludable ingerir cinco porciones por día de frutas y verduras combinando siempre  cinco colores.
Uno de los grandes mitos a la hora de hacer una dieta es el que dice que los alimentos dietéticos son de gran ayuda. Esta puede ser un arma de doble filo. Diversos estudios científicos han logrado demostrar que, con la excusa de que son bajas calorías o dietéticos, la gente los tiende a consumir más que si se tratara de productos normales. Es bueno ingerirlos, pero con cautela, ya que light no en todos los casos es sinónimo de dietético. Por lo general, los productos light poseen un 30 por ciento menos de calorías o la mitad de las grasas que su versión original. Pero definitivamente no son cero calorías.
Por otro lado,  “light” no es lo mismo que “bajas calorías”, debido a que hay alimentos “light” bajos en sodio, pero con igual proporción de grasas e hidratos. De manera que es necesario prestar atención a lo que dicen las etiquetas y al tamaño de las porciones.
Lo que sí hay que tener claro es que adelgazar no es una cuestión de voluntad, porque
la obesidad es una enfermedad crónica que supone demasiado sufrimiento a quien la padece. Vale señalar que la obesidad posee diversos componentes de adicción que se relacionan con factores bioquímicos, culturales, emocionales y genéticos.
Lo principal es poder diferenciar las sensaciones de hambre y saciedad, y tener un  registro de “stop”, que la persona con problemas de obesidad no puede aceptar. Esto es lo que genera la sensación de frustración, que surge cuando sienten que continuaron comiendo y en verdad no se sintieron satisfechos.

 Imagen:

http://dietayejercicio.files.wordpress.com/2012/04/dieta-semana.jpg

Aprender a comer sano

Las prisas que supone cada día, así como el placer por la comida y las adicciones, entre tantas otras cosas, influyen decididamente sobre nosotros y, por lo general, nos aleja de una dieta equilibrada. Comer bien y sano es algo que se debería aprender e interiorizar desde la infancia. Las dietas milagrosas, seguir cómo se alimentan los famosos, no sirven de nada cuando desconoces tus propias necesidades nutricionales.
Seguramente, pocos saben qué cantidad de hidratos de carbono necesita nuestro organismo diariamente, en qué alimentos se los puede encontrar, qué proporción de cada uno de esos alimentos debemos tomar, y cuáles alimentos poseen más vitaminas. En definitiva, es necesario saber lo que comemos así como preocuparse por la alimentación.
Los adultos, niños, deportistas, embarazadas, personas con problemas de obesidad, etc, en fin, cada uno de nosotros, posee diferentes necesidades de nutrientes.
Para aprender a comer, aparte de conocer qué comemos, es preciso respetar todas las comidas, estableciendo rutinas para evitar los tan indeseados atracones. Puede resultar un tanto complicado al comienzo, pero después será algo natural y fácil de seguir.
Los especialistas en dietética y nutrición pueden guiarnos en lo que es mejor para nosotros, pues conocen que en nuestra alimentación influyen diversos factores como la salud, la cultura, la economía o la religión. De modo que sus consejos dietéticos se fundan en nuestras necesidades.
También, hay que destacar que las nuevas tecnologías influyen en el mundo de la cocina, ya que revolucionaron y transformaron lo que comemos.
Muchos creemos que el educador nutricional es una suerte de profesor que nos prohíbe las comidas que más nos gustan, haciéndonos pasar hambre. Lo cual está muy lejos de ser así. En efecto, su principal función es educar en la prevención y la promoción de la salud y de los hábitos alimentarios saludables.

Principios destacados del mantenimiento industrial

El mantenimiento industrial acoge a la relación hombre-máquina, en tanto que otras clases de mantenimiento únicamente contemplan a la máquina en función exclusiva del hombre, por ejemplo el mantenimiento de edificios. En el mantenimiento industrial se persigue un ahorro de los costes de producción asegurando una calidad y minimizando el impacto efecto sin olvidar la seguridad y la limpieza en el ámbito laboral.

El mantenimiento industrial tiene que contemplar una serie de circunstancias que no se dan en otros, por ejemplo el mantenimiento de edificios no tiene en cuenta la calidad del producto final ya que no existe tal producto. Y sí tiene en consideración la comodidad del cliente, a quien, en la manufactura solo se le considera en términos de complacencia con la calidad del producto. Asimismo, el mantenimiento industrial tiene que realizar una ardua proyección anterior, en la que se analizan todas las consecuencias y ventajas para poder economizar en los costos productivos.

Los factores que tornan elemental el mantenimiento devienen del tipo de proceso industrial que tenemos en la actualidad donde se requiere bajos valores, calidad y seguridad. Por tanto, el mantenimiento industrial garantiza, que incluyendo a todo la plantilla de la compañía se desarrolle un estudio metódico, un cálculo de las paradas necesarias de las máquinas y que éstas funcionen al máximo rendimiento durante toda su vida útil. Esto permite ahorrar los valores de producción consiguiendo un producto de calidad en el tiempo necesario.

Además un mantenimiento bien planificado y efectivo garantiza la seguridad de los obreros y el mínimo o nulo efecto medioambiental, dando una buena imagen a la compañía.

La política del mantenimiento es seguir una administración adecuada del mantenimiento que lo reduzca hasta un nivel perfecto de beneficios para la compañía. Esto se logra por medio de la práctica de controles periódicos y la renovación de los elementos que hayan cumplido su vida útil adaptándose al proceso productivo. Para ello, se usarán herramientas y métodos de monitoreo de parámetros físicos como es el estudio de vibraciones y sonidos. También, resulta necesario la noción de que el buen funcionamiento de las maquinarias e instalaciones es responsabilidad de todos, con lo que se intenta lograr cero errores, cero accidentes y cero defectos.

Si te interesa aprender más sobre esta ocupación no puedes perderte la oportunidad que te brinda CEAC con su curso de mantenimiento industrial, impartido vía internet.