Principios destacados del mantenimiento industrial

El mantenimiento industrial acoge a la relación hombre-máquina, en tanto que otras clases de mantenimiento únicamente contemplan a la máquina en función exclusiva del hombre, por ejemplo el mantenimiento de edificios. En el mantenimiento industrial se persigue un ahorro de los costes de producción asegurando una calidad y minimizando el impacto efecto sin olvidar la seguridad y la limpieza en el ámbito laboral.

El mantenimiento industrial tiene que contemplar una serie de circunstancias que no se dan en otros, por ejemplo el mantenimiento de edificios no tiene en cuenta la calidad del producto final ya que no existe tal producto. Y sí tiene en consideración la comodidad del cliente, a quien, en la manufactura solo se le considera en términos de complacencia con la calidad del producto. Asimismo, el mantenimiento industrial tiene que realizar una ardua proyección anterior, en la que se analizan todas las consecuencias y ventajas para poder economizar en los costos productivos.

Los factores que tornan elemental el mantenimiento devienen del tipo de proceso industrial que tenemos en la actualidad donde se requiere bajos valores, calidad y seguridad. Por tanto, el mantenimiento industrial garantiza, que incluyendo a todo la plantilla de la compañía se desarrolle un estudio metódico, un cálculo de las paradas necesarias de las máquinas y que éstas funcionen al máximo rendimiento durante toda su vida útil. Esto permite ahorrar los valores de producción consiguiendo un producto de calidad en el tiempo necesario.

Además un mantenimiento bien planificado y efectivo garantiza la seguridad de los obreros y el mínimo o nulo efecto medioambiental, dando una buena imagen a la compañía.

La política del mantenimiento es seguir una administración adecuada del mantenimiento que lo reduzca hasta un nivel perfecto de beneficios para la compañía. Esto se logra por medio de la práctica de controles periódicos y la renovación de los elementos que hayan cumplido su vida útil adaptándose al proceso productivo. Para ello, se usarán herramientas y métodos de monitoreo de parámetros físicos como es el estudio de vibraciones y sonidos. También, resulta necesario la noción de que el buen funcionamiento de las maquinarias e instalaciones es responsabilidad de todos, con lo que se intenta lograr cero errores, cero accidentes y cero defectos.

Si te interesa aprender más sobre esta ocupación no puedes perderte la oportunidad que te brinda CEAC con su curso de mantenimiento industrial, impartido vía internet.

Comments are closed.